CÓMO OPTIMIZAR LAS OPERACIONES DE TU EMPRESA MEDIANTE PROGRAMAS DE FOMENTO

CÓMO OPTIMIZAR LAS OPERACIONES DE TU EMPRESA MEDIANTE PROGRAMAS DE FOMENTO

Vivimos en una era globalizada en la que se ha hecho más fácil acceder a productos de distintas partes del mundo a precios accesibles debido a que el comercio internacional ha crecido considerablemente en los últimos años. Según datos del Banco Mundial (Banco Mundial , 2020) en 1990 el valor de las exportaciones e importaciones de mercancías en el mundo fue de $7,003 billones de dólares mientras que en 2018 el valor fue de $39,484 billones de dólares, esto representa un incremento del más del 500%.

El crecimiento del comercio internacional ha ocasionado que las empresas busquen incrementar su producción y ser más competitivas para llegar a otros mercados alrededor del mundo, para esto el gobierno de México ha lanzado diversos programas de fomento a la exportación que buscan que las empresas logren ser más competitivas a nivel internacional para que se enfoquen en exportar sus productos y de esta manera promover un superávit en la balanza comercial.

Estos programas de fomento van dirigidos principalmente a aquellas empresas que buscan importar insumos para someterlos a procesos productivos y posteriormente exportar la mercancía terminada. Y si se aprovechan adecuadamente pueden ayudar a optimizar las operaciones de la empresa porque promueven una cadena productiva con acceso a insumos, partes o componentes de bajo costo debido a la reducción de cargas arancelarias, así como la simplificación de trámites administrativos.

PROGRAMA IMMEX

El Programa IMMEX (Programa para la Industria Manufacturera, Maquiladora y de Servicios de Exportación) permite a las empresas a través de distintas modalidades importar de manera temporal sin el pago del Impuesto General de Importación (IGI) insumos, partes o componentes que vayan a ser utilizados en la elaboración, transformación o reparación de mercancías que se van a retornar al extranjero una vez finalizado dicho proceso así como activo fijo para llevar a cabo el proceso productivo; la mercancía podrá permanecer en el país por los plazos de 18 meses, 2 años o por la vigencia del programa según corresponda. Otro de sus beneficios es que la mercancía importada temporalmente puede ser transferida mediante operaciones virtuales entre empresas en territorio nacional que cuenten con dichos programas.

CERTIFICACIÓN IVA E IEPS

Contar con el Programa IMMEX permite tener acceso a otros programas complementarios como lo es la Certificación IVA e IEPS  la cual permite importar mercancía temporalmente bajo el amparo del programa IMMEX sin el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) o el pago del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), esto quiere decir que el gobierno le brinda a la empresa un crédito fiscal al momento de introducir la mercancía bajo el régimen temporal y dicho crédito se “paga” al momento de retornar la mercancía al extranjero. Esta certificación le brinda considerables beneficios a aquellas empresas que importen mercancías que van a utilizar en un proceso productivo cuya mercancía final se vaya a exportar, dado que les permite “ahorrarse” el pago del IVA o IEPS y se disminuyen las salidas de efectivo.

PROSEC

Por su parte, el Programa de Promoción Sectorial (PROSEC) permite que las empresas productoras de mercancías de determinadas industrias como la eléctrica, electrónica, del mueble, del calzado, minera y metalúrgica, química, entre otras (23 industrias) puedan importar con un arancel ad-valorem preferencial diversos bienes para ser utilizados en la elaboración de productos específicos. Esto permite que a pesar de que no cuenten con un Programa IMMEX las empresas de ciertas industrias puedan importar bienes con aranceles preferenciales lo cual disminuirá los costos de producción y aumentará la competitividad de la empresa. Además, cabe mencionar que a diferencia del Programa IMMEX las mercancías producidas mediante el PROSEC pueden ser destinadas a la exportación o al mercando nacional.

REGLA OCTAVA

Es una facilidad que permite importar maquinaria o insumos mediante la fracción arancelaria de la partida 98.02 aplicando aranceles preferenciales y dichos productos deben utilizarse en la producción o ensamble de mercancías, su principal beneficio es que reduce los costos, pero además permite importar distintos productos a través de una sola fracción arancelaria. Para utilizar este beneficio es necesario solicitar un permiso a la Secretaria de Economía a través de VUCEM (Ventanilla Única) en el cual se justifique la razón por la que se requiere hacer uso de la regla octava, que puede ser por insuficiencia en la producción nacional, para diversificar los proveedores de la empresa, para nuevos proyectos que requieran nuevas tecnologías, ampliación de la capacidad instalada, etc., o para cumplir con obligaciones en el mercado internacional por cuestiones de cantidad.

En los casos de importaciones definitivas este beneficio puede solicitarse por las empresas que cuenten con un PROSEC vigente, o para importaciones temporales por las empresas que cuenten con un Programa IMMEX y PROSEC vigente.

DRAWBACK

El Drawback (Devolución de impuestos de importación a los exportadores) es un mecanismo de devolución de aranceles que permite devolver a los exportadores el IGI pagado por los bienes o insumos importados que se incorporaron a mercancías que posteriormente fueron exportadas o en su caso por el retorno de mercancías en el mismo estado o para su reparación o alteración. Para la obtención de este beneficio no se requiere un registro solo es necesario que la exportación se realice en un plazo no mayor a los 12 meses a partir de que se realizó la importación y realizar el trámite de devolución del IGI dentro de los 90 días hábiles siguientes al pedimento de exportación o constancia de transferencia de mercancía. Este beneficio se puede solicitar las veces que sea necesario siempre que se cumplan los requisitos establecidos y por ende se realiza un trámite por cada operación.

Todos estos programas les brindan a las empresas distintos beneficios que les permitirán optimizar sus operaciones al reducir o en su caso eliminar las tasas arancelarias (IGI) u otros impuestos como el IVA o el IEPS, esto no solo les permite producir a un menor costo y ser más competitivas, sino que también ayudan en el flujo de efectivo de la empresa. Cabe mencionar que los beneficios aquí mencionados no son los únicos pues en ciertos programas el gobierno los complementa con beneficios administrativos que ayudan a agilizar los trámites de las operaciones.

Es importante reiterar que para su obtención es necesario cumplir con una serie de requisitos establecidos en las RGCE y en los respectivos Decretos de los programas y su vigencia o renovación depende de su cumplimiento, así como del cumplimiento de otras obligaciones como la presentación de reportes anuales, entre otras. Además, se debe considerar que algunos programas están relacionados, por ejemplo, para la obtención de la Certificación IVA e IEPS es indispensable contar con un Programa IMMEX, por su parte el uso de la Regla Octava solo se puede hacer por las empresas que cuenten con un PROSEC o en su caso un Programa IMMEX vigente.

Banco Mundial . (2020). Banco Mundial . Recuperado de Banco Mundial : https://datos.bancomundial.org/indicator/TX.VAL.MRCH.CD.WT

Publicación elaborada por L.R.I. Diana Paola Regalado Casillas

Consultor y Auditor en Comercio Exterior y Aduanas | Pepper & Salt

Deja tus comentarios

Acepto la Política de privacidad

WhatsApp chat